Blog

EL SALAR DE UYUNI “El espejo más grande del mundo”

Fechas de publicación: 22/09/2015

Las emociones son extrañas cuando provienen de una mirada a la naturaleza. Las sensaciones que invaden el cuerpo cuando ves un lugar idealizado o cumples un sueño son extrañas, felices, pero extrañas. Ver el amanecer en aquella Isla, en el medio del Salar de Uyuni me produjo paz… y felicidad.

Pero no aquella que te hace saltar o incluso llorar, era una paz interior, una sensación de logro, de sentirse infinito.

5:00 am sonó la alarma y costó ponerse en pie, las sábanas del hotel estaban susurrándome que me quedará con ellas y casi accedí, pero de pronto mis neuronas hicieron sinapsis y recordé que visitaría uno de los lugares más anhelados del viaje y mi cuerpo reaccionó involuntariamente y me puse en pie y en acción. Subimos los bolsos a la 4x4 y comenzamos.

En el Salar de Uyuni sólo hay espacio para le emoción, la lágrima fácil y la marea de sensaciones. Se puede volar, convertirse en una gota de agua, quedarse con la mente en blanco y volverse absolutamente loco tratando de atrapar la esencia del vasto desierto blanco. Creo haber traído un pedacito de este Paraíso de somnolientos y chiflados, pero sólo podría hacérselos llegar por medio de imágenes o postales que hablan por sí mismas, aquí lo creíble se vuelve inverosímil a los ojos, un mar extenso de sal, donde de pronto se pierde la orientación, no hay horizonte y líneas con formas de hexágonos hacen de toda la extensión una especie de sueño, de esos donde no se entiende donde se está, pero que llena de energía. Energía. Esa energía la sentí cuando me alejé un rato del grupo (luego de habernos sacados divertidísimas fotos con perspectiva, todo gracias a nuestro guía). Me senté en medio del salar y cerré los ojos, y escuché el silencio y la pacha mama se apoderó de mí. Fue una sensación increíble, hay que vivirla.

(Si usted hace eso, lleve una mantita, porque mi ropa quedó toda manchada por la sal jaja, un detallito)

Aproximadamente 12.000 kilómetros cuadrados forman la superficie de un lago extinto de Bolivia, el Tauca, que formó este inmenso desierto de sal que tapona corrientes de agua en su interior. A 3600 metros de altura, se establece como el situado a más altura del mundo, ya que está enmarcado en el Altiplano dentro de la Cordillera de los Andes.

Está considerado el lugar natural estrella de Bolivia y no somos pocos los que nos hemos sentido atraídos de siempre por las fotografías que nos han llegado. Se encuentra en el suroeste del país, a cierta distancia de la frontera chilena y del Desierto de Atacama.

ALGO QUE JAMÁS OLVIDARE!

En primer lugar es el amanecer quien abre el abanico de colores y formas inimaginables de un gélido e imponente salar. Los montones de sal apilados en el suelo para secarse reflejan sus cuerpos triangulares sobre las aguas que llegaron de las últimas lluvias. La composición del agua, la sal, los montoncitos y las tonalidades que proporciona la salida del Sol eleva al máximo un panorama tremendamente original. Puedo asegurar que en la vida no había visto nada semejante.

CONDUCIENDO EN EL CIELO

A medida que nos alejamos de las zonas de agua podemos decir que definitivamente nos encontramos circulando sobre un desierto blanco. El suelo es tan sólo una nube más por la que transitar. Un 4×4 es apenas un punto oscuro en un aura de luz repleta de fulgor. Desde un automóvil se tiene la impresión de ir volando. El suelo queda muy abajo, muy lejos de todo.

UN PEDACITO DE LUNA

De repente algunos montoncitos de sal se asemejan a pequeños cráteres o erupciones del satélite lunar. Sobresalen del suelo blanco como salpullidos de una piel imperfecta añadiendo al paisaje un ápice menos de la monotonía propia de una planicie que no parece tener fin. De pronto las similitudes con lugares extraterrestres brotan de un vocabulario que se queda corto para explicar lo que se tiene al frente. Pesan entonces las distancias, los miles de kilómetros convertidos en estandartes de un reto para cualquier viajero que valore lo diferente, lo original, lo imposible.

LA BELLEZA DE LO SIMPLE… EL INFINITO

Cada kilómetro en Uyuni pasaba a ser un centímetro sin apenas darnos cuenta. Era como si no nos moviéramos, como si el horizonte plano y blanco no tuviera límite alguno. Todo se medía por la lejanía y perdíamos toda noción de verticalidad, palabra prohibida en Uyuni. El suelo se agrietaba recordando la agonía del Lago Tauca y a su vez hacía brillar sus vetas como perlas en la mañana. Osado el que mirara fijamente hacia cualquier lugar, pues los destellos de un Sol traicionero podían volverse en su contra. Era la luz la que hacía del cielo y la tierra una sola. Así es la belleza de lo simple, así es el infinito.

PERDIENDO EL EQUILIBRIO…

Cuando la noción del espacio y el tiempo se pierden el suelo del desierto blanco de Uyuni te permite jugar a ser fotógrafo y, sobre todo, a hacer payasadas en la inmensidad del paisaje. De esa manera en cualquier visita a Salar se convierte en lo menos ortodoxa posible. Perder el equilibrio, hacerse el muerto, saltar de distintas maneras, buscar tu reflejo en cualquier charco o deshacerte de tu sombra, retar a las distancias que se pierden en el infinito… Todo menos aburrirse.

OBSERVAR EL HORIZONTE Y PENSAR

Tantas veces había soñado con estar en el Salar de Uyuni que no pude evitar sentirme emocionado, diría que eufórico. La Naturaleza con cada una de sus lecciones nos hace ver que no somos más que motas de polvo dentro de algo mucho más grande. Eso tiene precisamente Uyuni, al igual que los desiertos del mundo, que hacen desvanecerse las voces extrañas, que te hablan si tienes interés en escuchar y que te hacen asimilar tu propia insignificancia. En lugares así se puede comprender lo que te dicta el silencio, la propia conciencia y la fortuna que se tiene por haber recalado en ellos al menos una vez en la vida.

Ok, creo haber sido demasiado expresivo en lo que me provocó el Salar si tienes la oportunidad de ir una vez en la vida HAZLO! Si es en grupo mucho mejor, No te arrepentirás!!!

EL EQUIPO DE VIAJES EN GRUPO

Ver todas las publicaciones

Síguenos en facebook:

INSTAGRAM @viajesengrupope


CONTÁCTENOS

Nuestra Oficina:
Jr. Roca de Vergallo 493 Oficina 1510
Edificio Smart Boutique, Magdalena del Mar
Lima - Perú
Teléfonos:
+51 981 034 260
Correos:
viajesengruposac@gmail.com
info.viajesengrupo@gmail.com

¿ POR QUÉ VIAJAR CON VIAJES EN GRUPO ?

Viajes en Grupo es el resultado de un gran equipo de trabajo que desarrollan calidad de vida, somos personas felices y comprometidas en ayudar y servir, especialistas en liderar Viajes de Grupo. Desde entonces muchos grupos y muchos viajeros han compartido nuestros viajes, viajes diseñados por nosotros mismos.
Al realizar una ruta de nuestro PLAN DE VIAJES, no te encontrarás como un turista más en un circuito organizado tradicional, sino como un participante privilegiado de un viaje lleno de emoción y a veces, susceptible a lo inesperado, lo único y a lo INOLVIDABLE… Somos más que una agencia de viajes, somos gente apasionada por el viaje y por los más mínimos detalles, diseñamos y operamos cada ruta para ofrecerte lo mejor de cada destino; ciudades, paisajes, cultura, personas, comida, costumbres y un sin número de actividades para elevar tu autoestima, y conseguir la felicidad… Ponte en las manos de los expertos y vive la mejor experiencia de tu vida!